Menu
Banner Header

Comerciantes advierten que no hay posibilidad de pagar el medio aguinaldo salvo que haya asistencia del Gobierno

Comerciantes advierten que no hay posibilidad de pagar el medio aguinaldo salvo que haya asistencia del Gobierno

Tanto desde la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) como desde la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), señalaron que la crisis del sector impedirá en muchos casos afrontar el sueldo anual complementario.

La pandemia de coronavirus plantó un escenario económico complejo para el sector pyme, con caídas de hasta el 80% para aquellas empresas que no pudieron trabajar o producir normalmente. En ese marco, surge la preocupación por el pago del medio aguinaldo que se abona el mes que viene.

El secretario general de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, remarcó que los comerciantes de todo el país le advierten que “no hay ninguna posibilidad de pagar el medio aguinaldo en julio salvo que aparezca algún tipo de ayuda del Gobierno”.

“Con el medio aguinaldo va a pasar algo similar que con los sueldos y es que no se pueden pagar”, agregó en declaraciones a Infobae.

Grinman sostuvo que el medio aguilando es un sueldo devengado mes a mes que se paga a mitad de año y a fin de año. En ese sentido, indicó que el sector de comercio está “en las mismas circunstancias que con el pago de los sueldos normales o incluso en circunstancias peores”.

“Por ahora no sabemos qué va a pasar. Tenemos mucha preocupación de muchos comerciantes de todo el país que nos dicen que no tienen ninguna posibilidad de pagar el medio aguinaldo”, alertó al tiempo que agregó que el comercio antes de la cuarentena estaba muy mal, venía con dos años de recesión y ocho años de estancamiento.

“La caída era importante y ahora en medio de la pandemia es mucho peor. Los comercios que pudieron abrir ahora están vendiendo un 30% de lo que vendían antes de la cuarentena”, afirmó.

Grinman sostuvo que los sueldos del sector de comercio fueron abonados, aunque destacó que algunos no se pagaron completos y que otros se liquidaron en cuotas y con la ayuda del Gobierno.

Consultado sobre si tuvieron diálogo con el Sindicato de Comercio sobre esta situación, destacó: “Tenemos excelente diálogo con el sindicato. Firmamos la paritaria más numerosa del país. Pero de este tema puntual todavía no hemos conversado”.

“Estamos peor que cuando comenzamos a decir que no podíamos pagar los sueldos”, señaló el secretario general de la CAC, quien también evaluó que la posibilidad de que el Gobierno pueda dar una ayuda económica pagar el medio aguinaldo.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Gerardo Díaz Beltrán, sostuvo que “para las pymes la preocupación es el cierre de empresas”. No obstante, reconoció que ahora se le suma la preocupación por el pago del sueldo anual complementario que hay que abonar el mes que viene.

“La única manera de sortear esta crisis es asegurando la supervivencia de las empresas, y esto sólo se puede lograr con una política de sostenimiento financiero a tasa cero para las pymes”, destacó.

“Si no tenemos dinero para funcionar, menos para pagar indemnizaciones”, dijo el titular de CAME. Y agregó: “Necesitamos un rescate financiero que permita la supervivencia de las pymes, que movilizan el 70% del empleo privado, hasta que el mercado responda y podamos devolver los préstamos sin pagar intereses que superen la rentabilidad de las empresas”.

En tanto, indicó que si se tiene en cuenta que las pequeñas y medianas empresas tienen un acumulado de deudas con proveedores, AFIP, alquileres, expensas y bancos, que aumentó exponencialmente tras el aislamiento preventivo y obligatorio, “resulta vital la implementación de medidas que lleguen con celeridad, con especial atención en este sector productivo”.

Asimismo, señalaron que por diferentes motivos, “para las pequeñas y medianas empresas no es fácil acceder a los créditos”. Agregaron que en algunos casos es “porque no se los aprueban o no califican por requisitos, y los que lograron obtener el visto bueno siguen en la espera de que se concrete la ayuda”.

En ese sentido, apuntaron contra los bancos al señalar que para negarse a otorgar la ayuda, las entidades exigen la nómina salarial de empleados acreditada en otra entidad bancaria, mínimas deudas con tarjetas de crédito, deudas de moratorias impagas y por cheques rechazados.

Según una encuesta realizada en la semana del 4 al 9 de mayo por CAME entre 1000 pymes del comercio, los servicios, la industria, las economías regionales, el turismo, y la construcción, incluyendo representantes de las 23 provincias del país y la Ciudad de Buenos Aires, la situación es la siguiente:

Créditos al 24%: el 51% de las pymes no lo pidió. Solo 18% lo obtuvo. El resto, un 13% lo pidió pero aún no se lo otorgaron, a un 11% se lo negaron y otro 6% su banco no lo tenía disponible. Entre los que no lo pidieron, solo el 21% fue porque no lo necesita. El resto es porque no cree que se lo otorguen, por la burocracia o por malas experiencias de conocidos.

Créditos a tasa cero: el 55% de las pymes no los pidió. Un 19% los solicitó pero aún no se lo dieron, a otro 17% se lo negaron y solo a un 10% se lo dieron sin inconveniente. Un 48,6% no aplicaba a esa modalidad por no cumplir los requisitos y un 22,3% no lo pidió por desconfianza a que no se lo otorguen, y el resto porque no quieren más deudas.

Salario complementario: solo el 28% de las pymes lo obtuvo sin inconveniente. Del resto, el 34% no lo pidió, al 30% no se lo otorgaron aún, y a un 8% de lo negaron.

Contribuciones patronales: el 46% de las pymes no lo solicitaron, el 41% las postergó por 90 días, y otro 13% las redujo hasta 95%.