Menu
Banner Header

Menos comercio y más superávit

Menos comercio y más superávit

Las exportaciones cayeron 18,9 por ciento, pero la balanza igual mejoró porque las importaciones se derrumbaron un 30,1 por ciento.

El intercambio comercial de abril arrojó un superávit de 1411 millones de dólares, 246 millones por encima que los registrados en el mismo mes de 2019, según informó el Indec este miércoles. Las exportaciones cayeron 18,9 por ciento, pero la balanza igual mejoró porque las importaciones se derrumbaron un 30,1 por ciento. De este modo, en el primer cuatrimestre el país acumula un saldo superavitario de 4720 millones de dólares, 1552 millones más que entre enero y abril de 2019.

A raíz de la crisis generada por la pandemia de coronavirus, el intercambio comercial (exportaciones más importaciones) disminuyó 23,8 por ciento, en relación con igual período del año anterior y alcanzó un valor de 7.247 millones de dólares.

Las exportaciones aportaron 4329 millones de dólares, 1008 millones menos que un año antes debido a una caída de 13 por ciento en cantidades y 6,7 por ciento en precios. El registro de abril constituyó la caída más fuerte desde diciembre 2015 para las ventas externas. Con estos resultados, durante el primer cuatrimestre las exportaciones acumularon una merma del 10,1 por ciento.

El mayor impacto se sintió en la venta de manufacturas de origen industrial que se derrumbó un 58,3 por ciento por una baja de 2,8 por ciento en precios y 57,1 por ciento en cantidades. El rubro combustibles y energía retrocedió 33,9 por ciento, pero en este caso el mayor impacto fue en precios con una caída de 53,5 por ciento, frente a una baja de 41,7 por ciento en cantidades. Manufacturas de origen agropecuario cayó solo 2,7 por ciento, mientras que productos primarios subió 10,8 por ciento por una mejora de 13,9 por ciento en cantidades.

Las importaciones demandaron 2918 millones de dólares, 1254 millones menos que en abril de 2019. La caída se explicó fundamentalmente por la disminución de 27,5 por ciento en cantidades frente a un leve retroceso de 3,6 por ciento en los precios. De este modo, las importaciones acumularon 21 meses consecutivos de descensos interanuales y una contracción interanual de 21,5 por ciento en el cuatrimestre.

La mayor caída se registró en vehículos automotores de pasajeros que disminuyó 57,6 por ciento, por un descenso de 56,4 por ciento en cantidades y 2,1 por ciento en precios. Combustibles y lubricantes retrocedió 47,3 por ciento, las cantidades bajaron 30,7 por ciento, y los precios, 23,7 por ciento. El freno de la economía también pegó fuerte en las importaciones de piezas y accesorios para bienes de capital, la cuales se contrajeron 43,7 por ciento; por un derrumbe de 46 por ciento en cantidades y un incremento de 4 por ciento en precios. Las importaciones de bienes de capital, por su parte, disminuyeron 34,9 por ciento, mientras que los bienes de consumo cayeron un 19,7 por ciento y los bienes intermedios un 14,2 por ciento.

A partir de los datos del Indec, la consultora Abeceb.com destacó que, tomando en cuenta la suma de los valores importados y exportados, China ha sido el principal socio comercial de la Argentina en el cuarto mes del año, donde destaca una expansión del 50,6 por ciento de las ventas externas (productos primarios trepó 191,8 por ciento) mientras que las compras descendieron un 40,3 por ciento. El fuerte incremento de las exportaciones a China, obedeció a los mayores envíos de porotos de soja y de carne bovina y sus cortes. El segundo puesto lo ocupó Brasil, donde las exportaciones y las importaciones mostraron caídas muy fuertes: 57,3 por ciento interanual (con vehículos cayendo al 95 por ciento) y 45,4 por ciento respectivamente.