Menu
Banner Header

La recaudación creció 33,7% en noviembre

La recaudación creció 33,7% en noviembre

Los tributos que mejor funcionan son los más distorsivos, como el Impuesto al Cheque y las nuevas retenciones.

Al igual que en otras dependencias del Gobierno, en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) apuestan a que en el segundo trimestre del año próximo gran parte de los magros números de la economía se habrán revertido. En el caso específico del organismo su titular, Leandro Cuccioli, considera que para ese momento “volveremos a tener tasas reales de crecimiento de la recaudación como las que tuvimos hasta hace unos meses”. Estas palabras las dijo al presentar los ingresos fiscales de noviembre, que dejaron un saldo de $300.119 millones con un incremento del 33,7%.

Si se compara esa cifra con una inflación anualizada del 45% para el mes pasado, en rigor los ingresos cayeron 11,3 puntos en términos reales. “Dado el ímpetu devaluatorio la recaudación se ha defendido bien”, señaló Cuccioli. El titular de la AFIP además consideró que en situaciones de crisis similares a la actual se puede ver un mayor número de contribuyentes que se pasan a la informalidad fiscal, pero aclaró que “no lo estamos viendo en este caso”. De hecho, los impuestos que mejor performance están mostrando son aquellos a los que se aspira a eliminar, los más distorsivos como lo son las retenciones a las exportaciones y el impuesto al cheque.

En los primeros once meses del año, los ingresos alcanzaron a $3.062.723 millones y crecen un 30,7% respecto de igual período de 2017, casi 12 puntos por debajo de la inflación acumulada.

De los tres componentes de la recaudación, el impositivo puro registró ingresos por $201.794 millones, con una suba del 32,5%; la Seguridad Social aportó $74.592 millones, con una mejora del 22,6%, mientras que el Comercio Exterior dejó $23.734 millones con un crecimiento del 109,6%.

El IVA neto mostró una mejora del 30,3%, con $96.792 millones. El componente ligado al consumo interno subió 42,2%, al sumar $73.188 millones en tanto que el aduanero apenas creció 6,4%, con $26.104 millones. Hubo $2.500 millones de devoluciones.

El Impuesto a las Ganancias dejó en las arcas de fisco $65.415 millones con una suba del 37,9%, mientras que el denominado Impuesto al Cheque registró ingresos por $23.562, con un incremento del 45,3%. Este último dato es “alentador” para la recaudación del IVA del mes próximo, adelantó Cuccioli. Como el impuesto a los movimientos en las cuentas bancarias se cobra al día, mientras que el IVA llega con un mes de demora, el movimiento de noviembre del primero de los tributos, cercano al nivel de inflación anual, puede marca un crecimiento del segundo en diciembre.

Con relación a la Seguridad Social, Cuccioli explicó que el débil crecimiento se debió a que no hay creación de empleo y a que la reforma fiscal mantiene el cronograma de aplicación del Mínimo No Imponible de $2.400 por empleado para los aportes patronales este año.

El gran salto se vio en el Comercio Exterior. Eso se debió a la aplicación de las denominadas Retenciones 2.0, que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció en septiembre cuando tuvo que acelerar el programa de ajuste para cerrar el nuevo acuerdo con el FMI. En noviembre fue el primer mes de plena vigencia, ya que en octubre solo habían estado desde la mitad. Sobre un total de derechos de exportación de $14.715 millones las nuevas aportaron $10.000 millones, reveló Cuccioli. Por ello, en total crecieron 228,5%. Mientras tanto, los aranceles de importaciones aportaron $9.020 millones con un crecimiento del 31,8%.

 

Consejo

Caja

Noticias

Herramientas

Biblioteca Virtual