Menu
Banner Header

Morón

Las razones de la declaración de la independencia

El análisis de lo ocurrido aquél 9 de Julio de 1816 en el marco del Congreso de las Provincias Unidas del Río de La Plata reunido en Tucumán y su relación con las circunstancias que lo rodeaban, permite descubrir que la Declaración de la Independencia no fue un acto simbólico que implicaba llenar con un texto un simple papel e insertar la firma de varios congresales. Fue esa Declaración el paso previo que tendría relevantes consecuencias para la guerra en que los americanos estaban empeñados, y en virtud de ello los patriotas dejarían de ser tratados como insurgentes sin posibilidades de ejercer derecho alguno. Prueba de ello es la carta que el General San Martín, verdadero inspirador del magno acontecimiento del 9 de Julio de 1816, envió al Diputado Tomás Godoy Cruz en Abril de ese año. En ella le decía: "Hasta cuándo esperamos declarar nuestra Independencia. No le parece a Ud. Una cosa bien ridícula acuñar moneda, tener pabellón y cucarda nacional y por último hacer la guerra al soberano de quien en el día se cree dependemos. Los enemigos (y con mucha razón) nos tratan de insurgentes. Esté Ud. seguro que nadie nos auxiliará en esta situación". Fue esa Declaración un "golpe magistral" en la que se proclamó la Independencia de las Provincias Unidas de Sud América. Si, de Sud América, porque otra razón fundamental era dar al acontecimiento un carácter americanista, ya que en ese año de 1816 sólo las Provincias del Río de La Plata eran libres de la dominación española. En efecto, la primera fase revolucionaria había fracasado en Venezuela y Nueva Granada, también había sido reprimida la revolución chilena y por lo tanto se consolidaba el bastión realista del Perú. Por ello, desde las lejanas y libres Provincias del Río de La Plata nació el llamado a todos los pueblos del Continente para sumarse a la cruzada de libertad que se iniciaba. Los riesgos eran muchos. Así lo testimonió uno de los mas lúcidos y prácticos políticos que la Revolución legó como ejemplo a la posteridad. Me refiero al Dr. Juan José Paso, quien en una tertulia en la noche tucumana del mismo 9 de Julio de 1816 comentó ante vecinos y congresales el alcance de la Declaración expresando que significaba la victoria definitiva o la decapitación, y al decir esto último, pasó su mano por debajo del mentón. Para gloria de aquellos protagonistas del 9 de Julio de 1816 puede decirse que la Independencia fue declarada en un momento de real peligro para la causa.-

Prof. Raúl Omar Chizzolini

 

Consejo

Caja

Noticias

Herramientas

Biblioteca Virtual